Ciudad Jara, Amaral, Luis y Pedro Pastor, Delaporte, Rayden, ZOO, Sara Socas o TéCanela, entre otros, participan en esta canción cuyos versos han sido grabados en distintos puntos del país como El Parque Rural de Anaga en Tenerife, la Costa Quebrada cántabra, La Alhambra, el Palacio Real de Madrid o el Museo Miguel Hernández de Orihuela. Con ella, se alerta a público y administraciones públicas del peligro de convertir la cultura en un lujo prescindible. Pablo Sánchez de Ciudad Jara, impulsor de la idea, comenta: «Nuestro sector está extremando la seguridad a niveles máximos. Cualquiera que haya asistido a algún concierto en esta nueva normalidad puede ver que es veinte veces más seguro que estar en un bar o ir a un centro comercial. Entre todos cometeríamos una imprudencia si dejamos al sector artístico y cultural en el último escalón frente a la pandemia».