Atlàntic ha publicado su nuevo disco en el que han querido cambiar drásticamente con el proceso de creación que venían teniendo últimamente, de hecho,  lo primero que hizo fue apostar por la creación directa, sin ideas preconcebidas. «Volem els ponts» se gestó en formato trío en el local de ensayo sin preparación previa: diez canciones que, en la mayoría de los casos, nacieron fruto de la improvisación haciendo de esto un sonido más fresco y sin tantos artificios. El resultado son diez canciones que combinan la energía del power pop y los estribillos pegadizos, y que experimenta también con temas de corte más introespectivo, alejados de estructuras convencionales. Las desigualdades sociales, las contradicciones de las sociedad y el amor forman parte del argumentario del disco.

Foto de portada de Susana Godoy