Desde MusikaNews tuvimos la oportunidad de hablar con el grupo Coffee & Wine, en concreto con Ana su vocalista, sobre su último disco Hirnundinidae y muchas cosas más en casi una hora de entrevista:

Inicio de la entrevista

Buenos días, en primer lugar, desde MusikaNews agradecemos que dediquen parte de su tiempo en responder a nuestras preguntas.

M.N: Para empezar con la entrevista ahí va la primera pregunta. Mucha gente tiende a conocer solo la faceta artística del músico y no la persona que hay detrás de él, ni siquiera sus hobbies, es por ello que mi pregunta es: ¿cómo se describiría a nivel personal?. ¿Cuáles son sus hobbies además de la música?.

Ana: Hay pocas diferencias entre la Ana artística y la Ana persona y a nivel grupal, como somos un grupo bastante  de tú a tú con lo que hacemos, lo que se ve y se oye es lo que somos. En Coffee & Wine nos dedicamos a otras cosas aparte de la música con excepción de Juanma (batería) que se dedica al 100% a la música. Respecto a los hobbies a mí me gusta la música en general, soy consumidora de música en directo, también me gusta historia del arte que es lo que estudio.

M.N: En tu caso trabajas en la parte de videojuegos sino me equivoco:

Ana: Sí, ahora trabajo para una empresa de videojuegos que tiene una una parte más de gestión cultural y estoy en esa área.

M.N: Hace unas semanas fue la presentación del nuevo disco en la Sala Galileo de Madrid. ¿Cómo fue la presentación?. 

Ana: Fue muy bien la verdad, tuvimos que  esperar para poder tocar la Galileo pero mereció la pena la espera ya que durante este tiempo pudimos preparar mejor las canciones y familiarizarnos con ellas. Hubo un poco de estrés y nervio pero mereció la pena por el resultado final.

M.N: A nivel personal este hecho supongo que ha sido importante para ustedes a nivel grupal. Pero a nivel propio, ¿qué te ha supuesto el hecho de pese a no haber sacado discos, reeditaron el primero, que el público disfrutara de sus canciones?.

Ana: Por un lado era un concierto más ya que no hay conciertos diferentes porque lo damos todo pero sí que es cierto que a nivel personal acabé agotada. Tienes que estar publicando el concierto, luego organizar toda la logística, vender entradas, o ensayar y al final agota. Al final, con este concierto me di cuenta lo que cuesta organizar algo un poco más grande además de que tenemos una gran potencia ya que a todos les gustó el concierto, todo ello te reafirma en el hecho de que hacer un gran esfuerzo realmente vale la pena.

Además sentí que la reacción del público fue buena y eso es  una de las cosas que me satisface y el hecho de hacer un concierto con banda es más espectacular que hacer shows en acústico. Cuando estaba en el escenario de la Galileo me costaba ver un poco la reacción del público porque el escenario es muy alto (risas) pero podía ver caras nuevas felices y que luego venían a felicitarte, y eso es algo muy bonito.

P: ¿Cómo es que el folk es el tema por el que te decidiste hacer?. ¿Quién te influyó a ello?.

Ana: En realidad creo que es una cuestión de haber crecido con esa música ya que desde pequeña el folk inglés o la música celta sonaba en mi casa. Por ejemplo en este último disco se ven otras cosas más al margen del folk acústico que nosotros solemos hacer. Llevo haciendo música muchos años y nunca me he planteado hacer una cosa que esté de moda ya que hay que ser honestos con lo que uno hace.

M.N: Y no perder la esencia que te haga llevarte por otro camino.

Ana: Ahora hay grupos que están tomando otro camino porque les apetece, sea por influencia mediática o porque les gusta, bienvenidísimos. Otra cosa es que se vean obligados que es ahí cuando yo veo el problema.

M.N: ¿Pensabas que de adolescente conseguirías lo que has hecho como ser una de las bandas nacionales del folk, hacer conciertos y muchas más cosas?

Ana: No me lo imaginaba y es algo en que pienso mucho porque yo empecé con 15 años a ir a los locales de ensayo a golpear la batería con mis amigos y en ese momento solo piensas en ir a la uni o comer pipas en la plaza. A lo largo de todos estos años en los que nunca he parado de hacer música no me lo planteaba aunque sí que te lo imaginas porque son cosas que quieres conseguir. Hay veces en las que hay que tener unas metas o visiones que puedas cumplir y no unos objetivos a los que llegar sí o sí porque sino te deprimes.

M.N: ¿Pudiste cumplir las metas que te habías planteado?.

Ana: A nivel artístico más o menos sí, creo que en la vida las cosas nunca son como te lo imaginas ya que ésta toma unos caminos que sorprenden. En mi caso estoy muy contenta porque estoy haciendo cosas que tienen cosas que ver con lo mío. Con respecto a Coffee & Wine me gustaría tocar más sobretodo porque en España el circuito de salas es complicado pero hemos hecho un disco maravilloso y toco con la gente que quiero tocar.

«Hay que tener unas metas o visiones y no unos objetivos a los que llegar sí o sí porque sino te deprimes.» 

M.N: Pese a llevar 10 años aproximadamente como grupo, cada uno de los miembros del grupo llevan mucho tiempo en el mundo de la música. ¿Sienten que alguna vez se les mira por encima del hombro? Como si se les desprestigia por ser un grupo de folk y no rock o pop.

Ana: No, afortunadamente ya que los grupos que conocemos siempre han sido buena gente. Se tiende a pensar que hay competitividad en el mundo de la música y es algo en lo que no creo o al menos lo que yo he visto cerca mío. Una de las cosas que podemos estar orgullosos en Coffee & Wine es que nos rodeamos de buenas personas.

Desde mi punto de vista en el mundo de la música quizá debería haber un poco más de piña y solidaridad sobretodo cómo está la música en según qué áreas. Hay veces que nos gusta colaborar en muchas cosas pero quizá haga falta esa parte de encontrarnos más para hablar y no para tocar.

«Una de las cosas que podemos estar orgullosos en Coffee & Wine es que nos rodeamos de buenas personas.»

Hirundinidae, un disco especial

M.N: Hirundinidae ha sido un disco pensado para banda, diferente al anterior, ¿qué es lo que te llevo o les llevó a hacer ese cambio?.

Ana: La verdad es que tenía muchas ganas de que el disco sonara a banda desde el primer momento. El primer  disco fue genial  crearlo porque contamos con Yuri y se grabó con tiempo, pero con Hirundinidae ya teníamos la base de las canciones y quisimos grabarlas con toda la banda ya quería que colaborara todo el mundo.

M.N: ¿Cuándo empezaste a componer tanto las canciones tenías una idea de qué querías decir y cómo decirlas?. Que quizás es lo más importante.

Ana: Sí, yo creo que hay artistas que se encierran y hacen discos enteros con una rutina y ese no es mi caso ya que compongo cuando me lo pide el cuerpo. Cada canción tiene un motivo de ser, por un tema en concreto o porque quería decir alguna cosa, tengo bastante claro de dónde vienen el significado de las canciones y el porqué de ellas, muchas veces no se si queda claro lo que quiero decir de cara al público pero la magia de la música está en que cada uno pueda entender lo que le dé la gana.

De hecho muchas veces me pasa que con el tiempo voy formándome una idea de lo que dicen las canciones por lo que me va comentando la gente y eso es interesante y enriquecedor el escucharlas para tu propia música. Hace tiempo recuerdo que me escribió una chica que tenía problemas de audición y había escuchado New Zealand (canción de From The Roofs) y me pidió si podía enviarle la letra porque no llegaba a entenderla pero lo que le transmitía, y que no era la letra, le emocionaba. Ese acto fue algo que me tocó la patata porque es un gran ejemplo de cómo la música puede llegarte de muchas maneras.

M.N: Supongo que estas cosas te animan y te motivan para hacer llegar la música a más personas.

Ana: Para mí es bastante importante cuando la gente te cuenta cosas, imagínate que tu sacas una obra de arte y absolutamente nadie te cuenta nada, eso te deja un poco cortado.

«Hace tiempo recuerdo que me escribió una chica que tenía problemas de audición y había escuchado New Zealand  y me pidió si podía enviarle la letra porque no llegaba a entenderla pero lo que le transmitía, le emocionaba. Eso fue algo que me tocó la patata porque es un ejemplo de cómo la música puede llegarte de muchas maneras.»

M.N: Mockinbirds y Castles fueron los singles del álbum, ¿qué es lo que hizo que se decidieran por esos temas?.

Ana: Mockinbirds lo elegimos porque era un enlace perfecto de lo que había sido From The Ground y lo que es Hirundinidae que es más eléctrico, esa canción era la transición entre los dos trabajos. Y Castles, el cual tengo mucho cariño y es el más antiguo del disco, definía lo que para nosotros es la americana y era una canción muy redonda, de hecho, casi nos matan porque no sabíamos si meterla o no en el disco (risas).

M.N: ¿Cuándo empezaste a escribir Mockinbirds tenías la intención de que fuera un puente entre los dos trabajos?.

Ana: Fue a posteriori ya que cuando hago las canciones no me fijo en nada objetivo, sólo en la parte creativa y lo relacionada a ella. Hirundinidae es un conjunto de canciones que fueron hechas sin pensar en un hilo conductor o temática sino que unimos varias canciones que curiosamente todas las melodías tienen elementos en común.

M.N: ¿A nivel personal qué te ha aportado este nuevo disco ya sea a nivel de escritura o musical?.

Ana: Un montón de cosas. A nivel compositivo las letras hablan mucho menos de mis sentimientos ya que hay más historias o sensaciones; a nivel musical he hecho un disco de cero con toda la banda; y ya al resto de cosas he aprendido a que hacer el proceso desde el inicio te das cuenta de lo difícil que es autoeditarse un disco. Todo lo que inviertes en la producción, el masterizar o las copias de vinilo requieren su tiempo y hay que estar atento a todo. Por suerte Andrés conoce cómo hacer la parte de publicidad o producción o con quién tiene que hablar para hacerlo y en ese sentido me ha quitado mucho peso. Hay cosas que yo no sé y he aprendido un montón.

Aunque hay veces que desearía tener una agencia de booking definitiva, aunque tengamos la promo con Beatriz, tener un sello es importante. Cuando determinados oficios existen es por algo y en el caso de los sellos solventan la papeleta y hacen una faena increíble. En la parte creativa creo que los músicos deberían tener una parte de control sobre su proceso de creación aunque no quite que te puedan aconsejar como nos ocurre a nosotros con Dani.

M.N:¿Hay alguna canción que destacarían entre todas las canciones ya sea porque el proceso de creación fue duro pero que finalmente pudieron conseguirlo?.

Ana: Esto es como cuando tienes un hijo y te dicen que a quién quieres más ya que hay canciones que han fluido bien y otras que se han tenido que trabajar más como pasa en todos lados. Pero cuando haces ese esfuerzo de trabajar más con tus compañeros el resultado es maravilloso porque una canción que no acabas de ver se la muestras a ellos para que luego acabe en una obra de arte.

M.N: En el disco me gustaría saber quiénes son esas personas que les han ayudado tanto a nivel de componer o que les hayan servido de inspiración?.

Ana: No sé si hay un tema en concreto pero generalmente cuando compongo me motiva crear y tener esa capacidad de poder soltar lo que tienes dentro y poder soltarte. Para mí esa es la base de por qué escribo canciones.

M.N: ¿Y crees que en algún momento querías expresar algo  pero no supiste cómo y te quedó una sensación de insatisfacción?.

Ana: Sí, totalmente que también hay canciones frustradas, muchas. Eso me pasa, el dar al error un margen es bueno y tiene que estar permitido el equivocarse.

Influencias y planes de futuro

M.N: ¿Quiénes han sido esas personas que te han ayudado con el disco o que te han servido de inspiración?.

Ana: Eso es algo de lo que me preocupa mucho porque siempre en la vida hay que ser agradecido, en nuestro caso hay mucha gente que no está en el escenario pero que tiene mucha importancia. De hecho, en las redes hemos hecho una serie de esas personas que han aportado al disco, aparte de ellas hay muchas otras que nos llevan acompañando durante estos años. En la Galileo me hice una chuleta con los nombres para agradecer a la gente y era enorme y era una forma de reconocimiento hacia ellos.

M.N: ¿Cuáles serán sus proyectos de futuro?.

Ana: Nuestros planes de futuro es el poder seguir tocando a corto y medio plazo y sacar un disco sin que pase tanto tiempo.