Buenos días, en primer lugar, desde MusikaNews agradecemos que dediquen parte de su tiempo en responder a nuestras preguntas.

P: Para empezar con la entrevista ahí va la primera pregunta. Mucha gente tiende a conocer solo la faceta artística del músico y no la persona que hay detrás de él, ni siquiera sus hobbies, es por ello que mi pregunta es: ¿cómo se describiría a nivel personal cada uno de ustedes?. ¿Cuáles son sus hobbies además de la música?.

R: Llevamos unos 400 días dedicados exclusivamente a levantar este proyecto Cuatro Estaciones. En este más de un año, no hemos tenido ni un festivo, ni día libre para dedicarnos a otra cosa.
Cuando veamos que está encaminado todo, intentaremos volver a dedicar algo de tiempo a esas actividades relacionadas con la naturaleza que nos gustan (senderismo, esquí…) y también tomarnos unas buenas cervezas artesanas.

P: A nivel personal, ¿ha cambiado su forma de ser o de ver las cosas luego de la publicación del disco “Cuatro Estaciones”?.

R: Desde luego. En este año nos hemos dedicado a todas las actividades relacionadas con la carrera de un músico: promo, booking, estrategia… además de grabar y publicar nada más y nada menos que cuatro trabajos. Da vértigo pensar en todo lo que hemos conseguido. ¿En qué nos ha cambiado? Nos ha hecho más seguros en nosotros mismos y tal vez un poco menos en los demás. Muchas veces, la única forma de hacer algo bien, es hacerlo tú mismo. El haber aprendido tanto también nos está ayudando mucho a la hora de seleccionar a las personas que están formando parte de nuestro nuevo equipo de trabajo.

P: ¿Cuándo se suben al escenario sienten que siguen siendo las mismas personas cuando están sobre él a cuando no lo están?. Esta pregunta la hago ya que personas que en la intimidad pueden ser un poco más tímidas pero en el escenario cambia completamente su personalidad haciendo del concierto un bonito espectáculo en vivo.

R: La verdad es que nos resulta muy difícil no ser nosotros mismos siempre y en todas las situaciones. A veces metemos la pata por ser tan sinceros… pero merece la pena porque a la larga, nada cala tanto en las personas como la transparencia. Nos desnudamos sobre el escenario y compartimos todo nuestro contenido emocional con todo el mundo.

P: Algo que me llama la atención de Presumido, no es el hecho que sea un dúo, sino que cada uno de los miembros es diferente pero que se entienden a la perfección a la hora de crear música. Son como un monstruo de dos cabezas capaces de hacer arte. Es por ello que me pregunto: ¿siempre han tenido tan buena conexión hablando artísticamente?.

R: No solamente en lo artístico. El éxito del buen engranaje de Presumido se basa precisamente en lo tremendamente diferentes que somos los dos. Y a la vez, cómo esa forma de ser, nos hace extremadamente complementarios. Tarci es impulsivo, humanista, creativo… Nacho es reflexivo, técnico, metódico…

«La verdad es que nos resulta muy difícil no ser nosotros mismos siempre y en todas las situaciones».

P: ¿Cómo se conocieron entre ustedes y cómo les surgió la idea de hacer un grupo de música?.

R: Ambos éramos músicos “mercenarios” de otras bandas. Fuimos coincidiendo esporádicamente en algunas de ellas y finalmente en una hicimos una gira de unos 50 conciertos juntos. Ahí nos hicimos muy amigos, compañeros de habitación y decidimos dar vida a esto.

Composición del disco

P: ¿Cuándo empezaron componer tanto las canciones como los sonidos tenían un objetivo principal marcado, es decir, crear los temas de una manera o plasmar sus ideas que en esos momentos rondaban por su cabeza y expresarlas de una manera correcta?.

R: Pienso que nuestras emociones son universales. Al fin y al cabo hablamos del amor, desamor, frustraciones, alegrías, tristezas…todo ello con una pizca de ironía y bastante intensidad. Intentamos transmitir siempre todo eso a través de un hilo conceptual. En este caso han sido las estaciones del año.

P: Si es así, ¿creen que han podido plasmar lo que era su intención desde un principio?.

R: Creemos que sí. Estamos muy orgullosos del resultado. Además nos ha ayudado mucho el haber renunciado a grabar en estudios “ordinarios” para buscar siempre emplazamientos muy vinculados a la naturaleza: hemos grabado los Eps “Invierno” y “Primavera” en refugios de montaña, “Verano” en embarcaciones navegando a través de las Rías Baixas y “Otoño” en una casa rural en medio de un bosque de castaños. El convivir con esa naturaleza cambiante nos ha ayudado muchísimo a nivel creativo.

P: Hablando de “Cuatro Estaciones” siempre hay muchas personas que ponen su granito de arena en el disco y de las cuales no se habla. Me gustaría saber quiénes son esas personas que te han ayudado tanto a nivel de componer o que te hayan servido de inspiración:

R: Pues el mayor agradecimiento se lo debemos a los 200 mecenas que nos ayudaron a recuperar nuestros instrumentos cuando los empeñamos para comprar nuestra libertad discográfica. En nuestro caso sí que los mencionamos: están todos sus nombres en nuestro disco.

«Nos ha ayudado mucho el haber renunciado a grabar en estudios “ordinarios” para buscar siempre emplazamientos muy vinculados a la naturaleza».

P: A nivel personal, ya sea al escribir las letras o en el momento de componer la melodía, ¿qué cosas nuevas les ha aportado “Cuatro Estaciones”?.

R: Para nuestro primer disco hicimos casi 100 canciones y descartamos el 90%. Ese primer disco fue un ejercicio de búsqueda de estilo. Eso nos permitió ir mucho más al grano en este segundo. Cuando teníamos algo en mente, conseguimos convertirlo en canción mucho más rápido.

P: ¿Hay alguna canción que destacarían entre todas las canciones ya sea porque el proceso de creación fue duro pero que finalmente pudieron conseguirlo?.

R: Quizás Vapórea, la que cierra el disco. Pasó por un montón de vestimentas diferentes para, ir al final totalmente desnuda en el disco.

Dejar la discográfica y sus consecuencias

P: Recientemente he entrevistado a Ekain Eloiza batería del grupo Morgan y me comentaba que hacer la música por uno mismo conlleva mucho esfuerzo pero que valía la pena ya que “uno tiene la autonomía de crear y manejar su música”. Ustedes que ahora ya no estan en una discográfica, ¿piensan igual o de diferente manera?.

R: Pensamos que Ekain tiene mucha razón. De todas formas, nosotros estamos creando un nuevo equipo de trabajo en el que una discográfica no es incompatible. Simplemente, todavía no ha llegado ese contrato que nos convence.

«Para nuestro primer disco hicimos casi 100 canciones y descartamos el 90%. Ese primer disco fue un ejercicio de búsqueda de estilo».

P: Durante estos meses en el que han estado creando “Cuatro Estaciones” hubo algún momento en el que llegaron a abandonar el proyecto ya que quizás veían que no podían con promo, componer, viajes, etc?.

R: La verdad es que no. No sabemos de dónde hemos sacado las fuerzas pero la verdad es que no hemos tenido ningún momento de debilidad.

P: Finalmente se ha visto como el fruto del esfuerzo se ha recompensado con las críticas de todos los medios musicales y los más de 20 conciertos por el país, ¿pensaban que podrían conseguirlo?.

R: Sabíamos que estábamos haciendo algo muy bueno y los adelantos que fuimos publicando a lo largo del año ya nos estaban dando pistas del feedback que podría tener el lanzamiento del disco.

Futuro

P: Para finalizar con la entrevista,  ¿qué futuro le depara a Presumido? ¿cómo será la puesta en escena de estos conciertos?.

R: En diciembre y enero nos encerraremos de nuevo con nuestro productor, Iago Lorenzo para crear el tercer disco. Pero esta vez, entraremos al estudio sin absolutamente nada hecho de antemano. Nos dedicaremos a hacer sesiones de improvisación, seleccionaremos las mejores partes y las convertiremos en canciones. Puede salir muy bien o muy mal, pero desde luego, saldrá algo diferente, seguro. Es un método que jamás hemos utilizado. Mientras tanto, presentaremos Cuatro Estaciones con un show que abarca un amplísimo rango de frecuencias emocionales. Hemos decidido apostar por una escenografía minimalista y totalmente a contraluz para que sean la luz y la música los protagonistas, y no nostros.


P. Ante todo agradecer su tiempo y desearles mucha suerte en su futuro.

R: Muchísimas gracias, ha sido un placer.