La cantante Itziar Yagüe describe este proyecto como “Cuento historias universales, utilizo formas musicales clásicas, grabo de forma prácticamente artesanal y he editado mi disco en vinilo. Quería presentar mi música, que es música clásica afroamericana, la más influyente del siglo XX, con cuidado, respeto y admiración”. «Delicius» desprende naturalidad, autenticidad y emoción. Cabe destacar que en el proceso de creación de este EP han participado  Giulio Pietropaolo y Raúl Platz han colaborado para la dirección artística, arreglos y producción además de rodearse de una banda sólida y coherente, con la que lleva trabajando las canciones algo más de un año: Víctor Barceló a la armónica, Elvira Sodalita a la batería y Luis Carpizo al saxo tenor.

Las letras de este EP de seis canciones nos hablan sobre seducción (Delicious, una colaboración con el sexofonista Enric Peidro), sobre triángulos amorosos (Daddy’s gone for good) o sobre el amor romántico (What if it were you). Sin embargo, el disco contiene también una importante dosis de reivindicación (Not a doll, un rabioso slow blues que reivindica la libertad de las mujeres en
sus relaciones sentimentales) y Red River, un espiritual sobre la violencia machista grabado casi a capella.