La cantante de origen italiano presentó el pasado 22 de noviembre su nuevo trabajo artístico que tiene como nombre Quiero una vida real. Dicha canción destaca por sus influencias electrónicas con toques minimistas envueltos con un toque synth-pop.

Esta nueva melodía sirve como adelanto de lo que será su próximo EP debut de Nora. Respecto a la temática del sigle cabe destacar que la artista reflexiona acerca de las falsas apariencias que se crean en redes sociales, de cómo se muestran las cosas en este escaparate dejando de lado el disfrute propio, y cómo estas nos absorben y nos controlan.